Obras de Mejora de la Plaça del Mig de Olot

Reforma de la Plaça del Mig de Olot

Proyecto de reurbanización e impermeabilización de la Plaça del Mig

Arquitecto: Daniel Mallarach Macias
Promotores: Comunidad Propietarios Pl. del Mig y Ayuntamiento de Olot

Este pasado mes de diciembre se terminaron los trabajos iniciados en abril de 2018 que tenían como objetivo poner al día este emblemático espacio de la ciudad de Olot, mejorar los accesos y reparar los problemas de humedades y filtraciones que sufrían los vecinos y comercios.


Fases de las Obras

Las obras de la plaça del mig se llevaron a cabo en tres fases de actuación:

  1. 1. La primera fase fue la reurbanizació e impermeabilización de la plaza, obligando a cerrar la rampa de acceso desde la calle Antoni Llopis.
  2. 2. En la segunda, se mejoraron los accesos de la calle de San Esteban, donde se concentraron los trabajos de reurbanización e impermeabilización.
  3. 3. La tercera y última fase fue la de asegurar el entorno de la plaza y el acceso a los comercios.


Precedentes históricos de la Plaça del Mig

Primer proyecto: en 1906

El primer proyecto de mejora y reforma que ya preveía la apertura de una conexión con la zona urbana del casco antiguo de la ciudad de Olot y la calle de Antoni Llopis fue elaborado en 1906 por el Sr. Paluzie. En 1929 la compañía del Anónima de Transportes edificó a lo largo de la actual calle Llopis un garaje para sus camiones tapando la salida de la calle. No obstante el Ayuntamiento de Olot le concendió a la empresa la licencia de edificación a precario, lo que implicaba que el día que se hiciera la apertura de la calle del edificio se debería derribar.

1983: comienzan las obras de la Plaza del Mig como tal

Años más tarde este solar fue comprado por el señor Rossell y señor Agustín, pero no fue hasta el mes de marzo de 1977 que, en un pleno extraordinario, el ayuntamiento aprobó inicialmente el estudio de detalle de la calle que enlazaría la calle A. Llopis con San Esteban, fragmentándose el solar en dos islas con una plaza interior: el primer proyecto de la plaza del Mig. En septiembre de 1982 tiene lugar el derribo del edificio de la Anónima de Transportes y las obras de edificación que dieron forma a la actual Plaza del Mig empezaron definitivamente en abril de 1983, con Miquel Capdevila como arquitecto. La plaza del Mig es un entorno semicircular, como un gran anfiteatro de unos 25mts de radio. La transformación del espacio pretendía adecuar la plaza a nuevos usos y potenció de forma especial el uso comercial. El edificio de forma semicircular que cierra la fachada de la calle Llopis tiene tres plantas comerciales y una de viviendas. Con la construcción de este nuevo espacio se habilitaron tres accesos: se puede entrar en la Plaza por la calle de San Esteban, a través del acceso directo por la subida de la calle de Antoni Llopis o a través de las galerías cubiertas que se encuentran en el sótano.


Mejora del espacio 35 años después

La empresa Construo Construccions Generals SL nos encargamos de los trabajos de reforma de la plaza, bajo la promoción de la comunidad de propietarios Plaza del Mig y el Ayuntamiento de Olot. Los trabajos se realizaron bajo las directrices del proyecto del arquitecto Daniel Mallarach y consistieron en la reurbanización e impermeabilización de la plaza que conecta la calle Antoni Llopis con la calle Mayor. Las obras se llevaron a cabo bajo unas condiciones meteorológicas nada favorables que no acompañaban la correcta ejecución de los trabajos.

Hormigón envejecido y filtraciones de agua

Antes de comenzar las obras, la plaza -de 1.680 m2 de superficie total- disponía de un pavimento continuo de hormigón que presentaba un estado envejecido y en algunos casos dañado. El perímetro semi-circular de la plaza, donde está el porche comercial, y la rampa de acceso proveniente de la calle Llopis, estaban formados por pavimento de gres. Además, el deterioro del pavimento existente comportó el deterioro de la tela asfáltica inferior y las consecuentes filtraciones y humedades en la planta sótano de la plaza.

Encima: galería de mejora del pavimento

Barreras arquitectónicas

Una tercera parte de la superficie del espacio público se encontraba a un nivel superior al pavimento del porche comercial, provocando así varias barreras arquitectónicas. La reforma de la Plaza del Mig viene determinada por la necesidad de solucionar los problemas de filtraciones de agua y humedades, mejorar la accesibilidad y eliminar las barreras arquitectónicas que separan el espacio público de la plaza y la fachada comercial.

Encima: galería de creación de la cubierta vegetal

Mejor evacuación de lluvias y nueva imagen

Aprovechando la actuación, se propuso dar a la plaza un carácter más cálido y transformar lo que durante muchos años fue tan sólo un espacio de paso en un espacio público agradable y que invitara a detenerse. Por estos motivos, se propuso sustituir el dañado pavimento existente con una solución constructiva que resolviera el tema de la evacuación de las aguas pluviales, incorporar elementos vegetales, mobiliario urbano (bancos, papeleras) y mejorar la iluminación de todo el espacio .